El pH

El pH del agua es uno de los factores más importantes para todos los seres vivos acuáticos. Para los estanques del jardín son idóneos valores de pH superiores a 7 y hasta 8,5. De madrugada los valores pueden estar también un poco por debajo y por la tarde algo por encima de estos valores ideales.

El pH es la medida de acidez o alcalinidad. Se marca en una escala de 0 14. El agua pura con un pH 7 se denomina neutra; el agua del grifo tiene normalmente un pH entre 7,0 y 8,5.
Las soluciones alcalinas tienen un pH superior a 7. Cuanto más supera el pH 7, más concentración alcalina tiene la solución. Fuera del área doméstica se conocen, por ejemplo, soluciones de jabón con pH de aproximadamente 10. Las soluciones ácidas tienen un pH inferior a 7. Cuanto más bajo de 7 sea el pH, más concentración tiene el ácido. Un ácido concentrado es, por ejemplo, el ácido clorhídrico concentrado con un pH por debajo de 1. Pero también las bebidas con gas reaccionan de forma ácida.
Para una vida variada en el estanque del jardín son óptimos los pH entre 7 y 8,5. Con valores de medición inferiores a pH 6 y superiores a pH 9 no puede garantizarse que no se produzcan daños en la piel y branquias de los peces, que en caso extremo podrían llevar a la muerte.

La fórmula química del agua es H2O. Esto significa que en cada molécula de agua se encuentran dos átomos de hidrógeno (H) y un átomo de oxígeno (O). Estas moléculas de agua se descomponen en hidróxidos con carga negativa (OH-) e iones hidrógeno con carga positiva (H+). En suma, a pesar de ello la molécula es neutra.

La definición del pH se ha determinado sobre la concentración de los iones hidrógeno. Para no tener que trabajar con números poco manejables, se ha definido el pH como logaritmo negativo de la concentración de iones hidrógeno. Por ejemplo, con una concentración de iones hidrógeno de 0,01 mol/l (= 10-2 mol/l), la solución correspondiente tiene un pH de 2.

Cuanta más alta es la concentración de iones hidrógeno, más bajo es el pH. Si, por ejemplo, el pH baja de 7 a 6, la concentración de iones hidrógeno se multiplica por diez.